La edad de desarrollo (edad corregida) y la edad cronológica


Si tienes o tuviste un bebé prematuro seguramente has escuchado hablar de la edad corregida de gestación, esto es: la edad que tu bebé tendría si hubiera nacido a término, es decir, si hubiera cumplido las 40 semanas de gestación dentro del vientre de mamá. La edad corregida suele utilizarse en el seguimiento al prematuro, especialmente para las tablas de crecimiento, talla y peso; sin embargo utilizarla en todos los ámbitos del desarrollo de tu bebé puede resultar muy benéfico. En ocasiones este cálculo puede ser un poco confuso, por lo que el objetivo de este artículo es explicar de forma clara y sencilla cómo y por qué hacerlo.

El día del nacimiento de tu bebé, aunque haya sido antes de lo previsto, es muy importante, festejamos la vida y su presencia en este mundo a pesar de las condiciones adversas por su posible inmadurez.  A partir de esta fecha empieza a contar su edad cronológica: su cumpleaños. Por supuesto que cada día que pasa, cada gramo que aumenta, cada batalla que gana, nos hace querer festejar cada vez más este nacimiento.

Por otro lado tenemos la edad gestacional, esta se refiere al número de semanas que un ser humano vive en el vientre materno en preparación para venir a este mundo, idealmente son 40 semanas (dos más o dos menos), y por eso cuando un bebé nace antes de las 38 semanas es considerado prematuro. Cuando un bebé nace en la semana 28 de gestación, su desarrollo corresponde al de un niño nacido justo a las 28 semanas, ni más ni menos, eso sí con el toque personal e individual que cada uno tenemos. Cuando este bebé cumpla 12 semanas de edad cronológica su desarrollo correspondería al de un niño recién nacido y sería muy injusto para esa personita que esperásemos hiciera cosas que correspondan a un desarrollo que todavía no ha tenido. Esto es a lo que se llama edad corregida, aunque nosotros preferimos llamarle edad de desarrollo, pues nos parece un término positivo, corregir implicaría que algo está incorrecto ¿no es cierto? 

Fotografía cortesía de Pablo Gómez.
Pensar en tu bebé en términos de edad de desarrollo puede ser muy benéfico para ambos, imagínate que llega el momento en que te inscribes a la clase de estimulación temprana y lo ponen en el grupo de  niños de 7 a 9 meses de edad, lo que corresponde con su edad cronológica, pero posiblemente no coincida con su edad de desarrollo que, si tomamos en cuenta el caso anterior, ésta sería 4 meses de edad ¡un abismo de diferencia en etapas tempranas de la vida! Es posible, o casi seguro, que muchas de las actividades le cuesten trabajo, o que tú te la pases angustiada porque “va muy atrasado” y ya debería hacer algunas cosas que todos los demás hacen… Pero sobre todo es pedirle que sea alguien que no es, que no puede y no tiene por qué ser. Ahora imagínate que lo ponen en el grupo de bebés de 4 a 6 meses de edad, lo más seguro es que tanto tú como él disfruten de esta actividad juntos, que percibas que tiene logros más que fracasos y que si verdaderamente va retrasado, en comparación con este grupo, puedas estar atenta y comentarlo con su médico o con algún especialista. Es un panorama diferente y podría funcionarte con muchas otras actividades como qué tipo de juguetes elegir, qué logros esperar de acuerdo a cada etapa tanto física como emocional, etc.

Fotografía cortesía de Pablo Gómez.

Existen diferentes formas de obtener la edad de desarrollo, la más común es restar a 40 (semanas de gestación) el número de las semanas de gestación en que nació tu bebé. Utilizando nuevamente el ejemplo anterior, serían 40 (semanas de gestación) – 28 (semanas que tenía el bebé cuando nació)  = 12 semanas (tiempo que le faltó para nacer a término). A la edad cronológica le restas siempre 12 semanas. Si hoy tiene 7 meses de edad cronológica, su edad aproximada de desarrollo son 4 meses (le restaste 12 semanas). 
Otra opción simple es recordar tu posible fecha de parto y esa tomarla como día cero de edad de desarrollo, por ejemplo tu fecha de parto era el 7 de Noviembre y tu bebé nació el 15 de Agosto, al día de hoy 21 de Noviembre tendría 3 meses más una semana de edad cronológica y 2 semanas de edad de desarrollo (ya que a partir del 8 de Noviembre contaríamos como día 1) insisto esto es aproximado, pero sencillo y fácil de utilizar en actividades cotidianas, y sobre todo es mirar al bebé en torno a sus posibilidades reales sin pedirle más que lo que su desarrollo le permita.
La invitación es reflexionar en torno a este tema y acompañar pero sobre todo respetar los tiempos de cada persona, tomando en cuenta su individualidad, habilidades y dificultades. 

Escrito por: 
Rosy Mendizabal.
Instructora Certificada en Masaje Infantil IAIM
Miembro de un equipo de investigación sobre dolor y estrés en bebés prematuros. St. Mary's Hospital, Londres, Reino Unido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada