La ayuda del oxímetro de pulso en niños prematuros


El oxímetro es un aparato electrónico que muestra el porcentaje de saturación de oxígeno por parte de la hemoglobina, es decir “que tan llena de oxígeno  está la sangre de las arterias” del pie o mano (o lóbulo de la oreja) del prematuro.
Su tecnología es realmente fantástica porque, sin tener que picar al paciente, se sabe cómo están sus pulmones oxigenando la sangre.
Su funcionamiento es complicado ya que es a base de emisión de luz + luz ultravioleta y un receptor de esta luz al otro lado del pequeño pie, El receptor mide el oxigeno de la sangre que viene saliendo de los pulmones.
Por lo tanto, la lectura del oxímetro de pulso refleja el funcionamiento de los pulmones  en su misión de oxigenar la sangre. Cómo los pulmones son de los últimos órganos en madurar, el prematuro suele tener dificultades para oxigenar la sangre, los primeros años de vida.
 Así, un oxímetro puede ser una gran guía de si el pequeño requiere de oxígeno adicional al que recibe del aire ambiente o no.
La medida normal de saturación de oxígeno es igual o mayor a 91% en la Ciudad de México (igual o mayor a 95% a nivel del mar).  Si marca menos de esto, necesitará oxígeno adicional por puntas nasales a razón de 0.5 a 2 o 3 litros por minuto, de acuerdo a si está poco disminuido (89-90% y 93-94% en la Ciudad de México y a nivel del mar respectivamente) o muy disminuido. La meta es mantener la saturación dentro de lo normal.
Hay algunas consideraciones más que hacer, a veces el oxímetro puede marcar valores que no son los  reales como cuando el pie donde se está midiendo la saturación de oxígeno, está frío o el bebé lo mueve demasiado,  el censor no capta bien la luz del emisor y puede dar valores más bajos y esto puede asustar a los padres.
 Pero también, si se usa el oxímetro adecuadamente, puede ayudar a percibir una enfermedad pulmonar antes de que sea delicada y poder acudir con su neumólogo pediatra antes, y evitar el que tenga que ser hospitalizado.
Considero que el oxímetro de pulso es una buena herramienta para que los padres de un bebé prematuro se ayuden a percibir en forma más exacta si su niño necesita más o menos oxígeno (o bien si ya no lo requiere).
Los oxímetros para prematuros hoy en día cuestan alrededor de mil pesos, con censor especial para pie de prematuro y es fácil encontrarlos por internet como oxímetros pediátricos.

“Porque respiro existo”

Dr. Pablo Cortés Borrego
Médico especialista en neumología y neumología pediátrica.
Contacto:
Twitter: @Pablo_NeumoDoc.
Email: ndocpcb@yahoo.com.mx
Teléfono: (55)55281412

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada