La importancia de conocer más acerca del desarrollo sensorial del bebé pretérmino

Como ya lo hemos descrito anteriormente, llevar a cabo cuidados individualizados y centrados en el desarrollo del bebé pretérmino en UCIN significa adaptar los cuidados y el ambiente basándose en la observación y entendimiento de las señales de comunicación del niño. Para esto resulta muy importante conocer las diferentes etapas del desarrollo pretérmino y entender cómo éste es impactado por el ambiente que rodea al bebé, recordemos que un bebé que nació temprano en realidad debería estar completando su desarrollo dentro del vientre de mamá. Todo esto se lleva a cabo con el objetivo de ayudar al bebé a alcanzar un desarrollo los más armónico posible (Aita & Snider, 2003; Als, 1992; Pierrat, Goubet, Peifer, & Sizun, 2007; Robison, 2003; Vandenberg, 1995; Warren, 2012; Westrup, Stjernqvist, Kleberg, Hellström-Westas, & Lagercrantz, 2002).

Durante las próximas semanas te iremos presentando posts relacionados con el desarrollo pretérmino en las diferentes semanas, sin embargo antes de hacerlo queremos explicarte un poco más acerca del desarrollo sensorial.

Cuando hablamos de desarrollo sensorial nos referimos a la evolución de los sentidos: tacto, vista, gusto, olfato y oído, así como del sistema vestibular que nos da equilibrio y nos brinda información acerca del movimiento. La importancia de los sentidos radica en que estos son el primer canal de comunicación que tenemos los seres humanos ya que a través de ellos percibimos el mundo que nos rodea y a través de ellos se dan los primeros aprendizajes en la vida. Las sensaciones que percibimos a través de los sentidos son procesadas en nuestro cerebro, y debido a que el cerebro de los bebés que nacen antes de tiempo está en pleno desarrollo, es muy importante poner especial atención en la forma que lo tocamos, le hablamos y en general en el tipo de ambiente y estímulos que le brindamos.

Cuando el bebé está en el vientre de mamá recibe información sensorial variada, que estimula todos los sentidos, por ejemplo el estar “apretado” ahí dentro le brinda contención y estímulos al tacto.  Aunque su ambiente está rodeado de líquido amniótico, el olfato del bebé está desarrollado desde etapas tempranas (alrededor de las 10 semanas de gestación) y posteriormente (alrededor de las 14 a 16 semanas de gestación) el bebé puede detectar sabores. Las estructuras que se encargan de la audición están formadas alrededor de las 20 semanas de gestación y el último sentido en desarrollarse es la vista. Por otro lado, al estar el bebé dentro del vientre de mamá y rodeado de líquido amniótico, obtiene información vestibular, es decir del movimiento, cuando su mamá camina, corre, baila y cuando se mueve en general, al igual que cuando el bebé se mueve dentro del vientre. Esta información que recibe es muy importante pues le ayuda al desarrollo del balance y también se cree que contribuye a la maduración de otros sistemas.(Warren & Bond, 2010).

Un bebé que nace a término experimenta este desarrollo dentro de un ambiente protector, contenedor, calientito, obscurecido y, aunque un poco ruidoso, este ruido es atenuado por el líquido amniótico. Sin embargo el bebé pretérmino lo experimenta en ambientes que suelen ser iluminados, ruidosos y estresantes como lo es la UCIN.

Además es en el segundo y tercer trimestre del embarazo que el cerebro del bebé pasa por una etapa de crecimiento importante (Kolb & Gibb, 2011), es por eso que hoy en día los investigadores en el área de las neurociencias se preguntan cómo un ambiente con estímulos sensoriales diferentes a los que brinda el vientre materno puede afectar al desarrollo del bebé que nace antes de tiempo (Lickliter, 2011), investigaciones hechas con animales has demostrado que efectivamente estímulos sensoriales diferentes a los esperados pueden provocar alteraciones.

Estas son las razones por las cuales insistimos y seguiremos insistiendo en brindar al bebés pretérmino un ambiente modulado en UCIN, es decir, tratar de disminuir los niveles de ruido y luz, brindarles contención a través de los nidos así como estímulos auditivos, táctiles y olfativos agradables como pueden ser la voz, las caricias y el olor de sus padres, especialmente el olor de la leche materna.  Todo esto complementado por un conocimiento profundo del desarrollo y una observación de las señales individuales de cada bebé.
Cuando hablamos de desarrollo ya sea sensorial, cognitivo o motor es muy importante tener en cuenta algunas consideraciones:

·        Cada bebé es único e individual, las diferentes tablas del desarrollo que existen son una guía aproximada, por lo que no podemos esperar que todos los bebés se desarrollen de la misma forma ni al mismo tiempo.
·         Para el bebé pretérmino es indispensable tomar en cuenta la edad gestacional además de la edad cronológica, algunas etapas del desarrollo las alcanzará de acuerdo a la edad gestacional y otras de acuerdo a la edad cronológica.

·         Mucho de lo que sabemos sobre desarrollo pretérmino ha sido estudiado con fetos y el bebé pretérmino deja de ser un feto al momento que nace por lo que los estudios nos brindan una idea pero no podemos tomarlos como determinantes.

Rosy Mendizábal 

Directora General de Nacer Tempreno... VIVIR EN GRANDE
Candidata a PhD Institute of Education, University of London
En proceso de certificación NIDCAP, Reino Unido

Contacto:
nacertemprano@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada