¿Amamantar a un prematuro en la UCI?

Lo primero que me gustaría decir es que esto es posible, sólo que la forma de empezar es diferente. Yo diría que es una tarea que requiere más paciencia, pero qué vale la pena. El esforzarse por mantener la producción de leche cuando se tiene a un hijo (a) en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) es, en muchas ocasiones, lo mejor que podemos hacer por nuestro bebé, un gran regalo que le damos a esos pequeños (as) que les tocó nacer en condiciones adversas, que les tocó nacer en contracorriente. Exactamente igual que un pequeño (a) prematuro que está luchando por madurar y crecer fuera del útero, es una lucha increíble la que libran las madres de la UCI del Hospital del Niño Poblano, para el cual realizo un trabajo voluntario, que no deja de maravillarme y conmoverme.

 La leche materna es vital para el bebé prematuro, es única, está diseñada especialmente para cada hijo (a). Algunos estudios sugieren después de un parto prematuro que la leche es más rica en proteína y en grasa que la de un recién nacido a término. Las ventajas de que un bebé prematuro reciba leche materna son:

  • Menor riesgo de infección y de enfermedades
  • Protección especial contra una enfermedad común en prematuros, enterocolitis necrotizante (NEC)
  • No sobrecarga al riñon prematuro porque es baja en solutos
  • Su contenido de grasas, por el tipo de ácidos grasos, mejora el desarrollo neurológico
  • Menor riesgo de alergias
  • Menor riesgo de virus sincitial respiratorio (RSV), el cual infecta los pulmones y las vías respiratorias
  • Mejor desarrollo de los ojos
  • En la leche se encuentran enzimas que mejoran la biodisponibilidad de los nutrimentos


¿Qué hay que hacer?

Empezar a extraerse leche lo más pronto posible después del parto, lo ideal es que sea desde las primeras 24 horas después del nacimiento. Los primeros días se recomienda la extracción manual porque los extractores eléctricos no logran extraer el calostro, no hacen la succion necesaria. Después se recomienda combinar ambos tipos de extracción: manual y eléctrica, es decir, comenzar manualmente y en el momento en el que se observa el salir la leche, se coloca el extractor eléctrico.

Lo siguiente es crear nuestra rutina de extracción, que signifique por lo menos 8 extracciones al día ( o más, si es que nuestra cotidianeidad lo permite). Se puede ser flexible, sobretodo buscar nuestra propia forma, que nos permita estar lo más relajadas posibles.

El contacto piel con piel, a menudo referido como Programa Canguro, es otro aspecto en la lactancia materna del prematuro que es fundamental. Básicamente este ayuda a incrementar los niveles de prolactina, la hormona de la leche materna y a mantener la producción.

También, el permitirle al bebé lo que se conoce como succión no nutritiva, que esté mucho tiempo no estructurado en el pecho para que pueda aprender a mamar.

Puede haber necesidad de agregarle a la leche “fortificadores de leche humana” especiales

Otra variación que hace a este proceso algo único, es que los bebés prematuros podrían necesitar ser despertados para alimentarlos y seguir ciertas indicaciones médicas (como el uso del biberón) en las primeras semanas. Sin embargo, con la ayuda de un consultor de lactancia se puede ir reemplazando por el  pecho y observando si al aumentar de edad y de peso se puede dar lugar a la lactancia a libre demanda.

Otro punto, es consultar con el médico la toma de algún medicamento para aumentar la producción de leche.

Termino este artículo diciendo que estoy convecida que la lactancia materna es el mejor comienzo en la vida,  y en el proceso de ALIMENTACIÓN de la vida completa, es el mejor comienzo de un nacer temprano y VIVIR EN GRANDE. Espero poder transmitirles esto!

Para más información sobre lactancia en el bebé prematuro, consulte una investigación conducida por Paula Meier del Club de madres RUSH, disponible en internet en la siguiente página: http://www.medelabreastfeedingus.com/attachment/download/100.

Luz Amaranta Vega García

Nutrióloga y Educadora en Lactancia Materna

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada